Fonde de Nubes para Antes de Dormir Cuentos Infantiles para leer en familia Audiocuentos infantiles en Antes de Dormir

Vuelven las Ferias para vender libros en plazas porteñas

Vuelven las Ferias para vender libros en plazas porteñas
  • Publicado en agosto de 2020
  • Leido 1,366 veces
  • Lectura 2:20 minutos

Vuelven las Ferias para vender libros en plazas porteñas

Los puestos habilitados por el Gobierno porteño suman 249 y el horario será restringido. Los vendedores de los puestos callejeros de parques y plazas de la Ciudad de Buenos Aires coinciden en que la venta en tiempos de pandemia aumentó vía Internet y se lamentan que los clientes ya no podrán revolver los libros.

Unos extrañan el intercambio con los clientes que ya no pueden tocar los libros, mientras que otros destacan que, al menos, las ventas aumentaron por Internet, pero lo cierto es que en el marco del aislamiento por el coronavirus, los vendedores de libros están volviendo poco a poco a sus puestos, que abren de manera voluntaria, con horario restringido y según el día par o impar.

Luego de los más de 120 días que permanecieron cerrados, el Gobierno porteño habilitó 249 permisos de los puestos callejeros de libros y revistas usados en Plaza Houssay, Parque Rivadavia, Plaza Lavalle y Plazoleta Tango, que abren de 11 a 17; y en Parque Patricios, Plaza Italia, Parque Centenario y Plaza Primera Junta, de 12 a 18, donde, para evitar aglomeraciones, un día lo hacen los pares y otro los impares.

Sandra Drago, que tiene su puesto de libros y revistas en el Parque Rivadavia, comentó a la agencia nacional de noticias "Esta semana abrimos martes y jueves. La verdad que es bárbaro poder trabajar luego de tres meses sin poder hacerlo".

"La gente no puede venir a revolver, lo cual es una lástima, pero bueno, muchos ya saben lo que vienen a comprar. Se extraña el intercambio y el comentario con el cliente", aseguró el librero.

Sandra comenzó a trabajar hace 30 años en el parque Rivadavia, donde al principio ponía caballetes y una mesa para mostrar sus revistas. "Empezamos con mi marido estando de novios y ahora somos abuelos", dijo con una sonrisa" y agregó: "No nos podemos quejar. Tenemos trabajo y hay que agradecer".

En las ferias, hay carteles del Gobierno de la capitala rgentina que recuerdan llevar tapabocas, mantener distancia de dos metros y recomiendan a los visitantes "Por tu seguridad, no toques los libros".

Los locales abrieron a fines de mayo, cerraron en la cuarentena estricta del 1 al 17 de julio, y desde el 20 de julio realizan esta modalidad de apertura voluntaria con horario restringido y días salteados de lunes a viernes.

La apertura es voluntaria, es decir que si el feriante quiere, puede ser reemplazado por un auxiliar.

Compartir: