Cuentos cordobeses con ciencia

Desde el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet Córdoba) solicitaron la ayuda de una famosa detective y su magistral artista-ayudante para investigar cómo fue la vida de los personajes de los cuentos tradicionales en la provincia mediterránea argentina.
Ellos descubrieron que las historias clásicas que conocemos desde siempre ocurrieron, con algunas diferencias, en Córdoba. Pero que, lamentablemente, cuenta sin la ayuda de hadas, ni gigantes, así que todo cuesta un poco más.
Entonces los personajes tienen que "hacer ciencia" para poder salir de los enredos en los que se encuentran. Y por supuesto, los finales también cambian. Cuentos con Ciencia, Los cuentos de siempre con tonada cordobesa, es una recopilación de cuatro historias clásicas reversionadas para narrar algunas de las investigaciones científicas que se realizan en Córdoba.
Mariela López es la autora del libro y Jeremías Di Pietro, el ilustrador que se encargó de retratar a los personajes de las distintas historias. Tu Día dialogó con ellos para conocer un poco más de este proyecto que ya ocupa un lugar entre los libros infantiles de Córdoba.
"La idea partió de conocer lo que se hace en un instituto del Conicet, llamado Centro Experimental de la Vivienda Económica, donde se desarrollan tecnologías y materiales de construcción. Se me ocurrió que podía ser muy interesante que los niños supieran todas las cosas que se hacen allí y empecé a preguntarme cómo sería la mejor manera de contárselas. Surgió, entonces, la idea de reversionar el cuento de Los Tres Chanchitos. Como muchas veces son los padres los que leen para sus hijos, entonces, alcanzaríamos a dos públicos diferentes, de una sola vez", contó Mariela.
Y continuó: "Cuando se lo mostré a mis jefes de Conicet, les gustó la iniciativa y me dieron el apoyo institucional para escribir tres cuentos más y publicarlos desde allí, a través del Programa de Promoción de Vocaciones Científicas (VocAr). Esto es muy importante porque no son muchas las instituciones que apuestan a la divulgación científica y menos con productos tan poco convencionales como este".
A Jeremías le tocó la tarea de ilustrar, de mostrarnos cómo eran estos personajes "a la cordobesa". Y así reflejó su experiencia: "Ilustrar este libro de cuentos reversionados tuvo como principal desafío el de presentar nuevos escenarios, elementos, personajes y paisajes para cuentos que ya poseen una propuesta estética muy trabajada y establecida a lo largo de muchas generaciones. Estas historias ya despiertan en el imaginario de todos nosotros elementos, personajes y paisajes con características muy particulares. Es por ahí que viene el desafío. Hacer que esas características respondan al paisaje, la flora, la fauna y las personas que viven en nuestra provincia".
Y siguió: "Nos propusimos volver a poblar el imaginario colectivo de los niños con pequeños elementos, paisajes, personajes y escenarios relacionados con nuestra provincia y el desarrollo científico tecnológico que tiene lugar en ella. En las ilustraciones no encontramos lobos sino pumas. Tampoco bosques de pinos sino de tabaquillos o aromitos, por ejemplo. En otras palabras, las ilustraciones son una invitación a volver a imaginar los cuentos. Son una punta por la cual se puede recomenzar el camino de imaginar sus personajes, sus problemas, y la forma de solucionar estos últimos con la ayuda de la ciencia. Lo cual también nos puso ante la necesidad de encontrar un equilibrio entre la ilustración infantil (mas despreocupada) y un dibujo que presente características reales ciertas o que haga referencia a ellas dado el carácter empírico de las ciencias".
Todos los interesados en tener un ejemplar pueden visitar el Facebook Cuentos con Ciencia o escribir a prensa@cordoba-conicet.gov.ar

Compartir esta Noticia