Fonde de Nubes para Antes de Dormir Cuentos Infantiles para leer en familia Audiocuentos infantiles en Antes de Dormir

Bibliotecas populares argentina celebran su día

Bibliotecas populares argentina celebran su día
  • Publicado en septiembre de 2014
  • Leido 1,557 veces
  • Lectura 3:09 minutos

Bibliotecas populares argentina celebran su día

El próximo domingo se celebra el Día Federal de las Bibliotecas Populares -originalmente es el 23 de septiembre pero se mueve de acuerdo al fin de semana más próximo-, una fecha que invita a las dos mil bibliotecas desplegadas por todos los rincones de la Argenitna (en cada localidad hay por lo menos una ya sea popular, pública o privada) a un verdadero festejo a nivel nacional.
Unas 500 ya aseguraron que se suman en sus sedes o al aire libre con actividades varias, que van desde lecturas públicas, charlas, espectáculos, música, intercambio de libros hasta suelta de barriletes.
"Es un día festivo, las bibliotecas están haciendo esfuerzos, convocatorias, para celebrarlo con sus comunidades", dijo a la agencia Télam Ángela Signes, presidenta de la Conabip.
Este año, el Día Federal de las Bibliotecas Populares tomó envión con una mayor visibilidad pública para que la gente vuelva a las bibliotecas, "esta convocatoria nacional las revitaliza", aseguró Signes, al tiempo que destacó que "participan con mucha alegría" porque estas invitaciones motivan a que "que haya más socios, y se acerquen niños, jóvenes y adultos".
En algunos casos funcionan como el único punto de encuentro en el barrio, casi como centros culturales o sitios de reunión para debatir estrategias sociales, en otros son emblemas urbanos que atesoran libros inhallables, sin embargo en toda esa diversidad, las bibliotecas populares comparten ser asociaciones civiles autónomas creadas por iniciativa de un grupo de vecinos, que en su conjunto, nucleadas por Conabip desde hace 144 años, se integran en una red federal.
Se levantan como el único refugio con calefacción o son reconocidas por sus aclamadas cafeterías, estos sitios con sus respectivas comisiones directivas y sus bibliotecarios hacen un trabajo silencioso y bien local de todos los días, abren sus puertas a todo público y salen a las calles, las escuelas e incluso a las cárceles (en uno de estos centros crearon una bebeteca -conformada con material para los primeros años de la infancia- a pedido de las mujeres) de cara a los gustos, intereses y urgencias de sus barrios.
Es que su razón de ser es la comunidad, por ellas nacieron, y van reinventándose en sintonía con los cambios que vive, según consignó Signes. Por eso, los desafíos cambian con los tiempos, en los últimos años el objetivo es "incorporar a los jóvenes, ocurre que a veces la enorme oferta cultural o la accesibilidad a la información en internet hace que las vean como algo que ya no les sirve o no les puede prestar la información que necesitan", explicó la funcionaria.
La Conabip nació en 1870 con la ley 419, "Sarmiento trajo la idea a semejanza de las bibliotecas públicas de Estados Unidos pero como él había tenido su propia experiencia en el tema y había antecedentes de bibliotecas socialistas o particulares que la abrían al público, incorporó una propuesta reformulada de apoyo a las asociaciones civiles que tuvieran función de biblioteca", contó.
"La función primera era proveerla de libros, después fue evolucionando y actualmente reciben además de bibliografía (hay desde narrativa, biología hasta artesanías), subsidios para gastos de funcionamiento, capacitación, proyectos o programas", como el del Libro % que incluye una ayuda económica para que los dirigentes bibliotecarios viajen a la Feria Internacional del Libro y comprar publicaciones a precios especiales.

Compartir: