Mi árbol

Mi árbol engo un árbol en mi jardín, que está totalmente desnudo. No tiene ni una sola hoja.
A veces pienso que es porque es otoño, pero me he dado cuenta que en primavera no florece, ni hojas, ni flores, ni frutos, ni nada. Parece un árbol inútil, que no sirve para nada, no da frutos para comer, ni sombra para cobijarse. Pero a mi me gusta mi árbol, es grande, fuerte, regio. Aguanta tormentas, frío, heladas, calor, sequía y ahí está presidiendo mi jardín.
A mi me gusta sentarme debajo de él, apoyarme en él y pensar en mis cosas, en lo que me gusta, en lo que no me gusta tanto, lo que me entristece, mis enfados, mis sueños, mis metas. Estoy pensando en hacerme un columpio con sus ramas, así también comparto con mi árbol mis momentos de juego y de risas. Y mientras preparo unas cuerdas, para atarlas a un rueda y colgar mi particular columpio en las ramas, se me ocurre que cada vez que tenga un pensamiento, un sentimiento, un sueño, una intención, una ilusión lo escribiré en tarjetas de colores y las colgaré en mi árbol.
Mira que bonito está ahora mi árbol, y seguro que en primavera brotarán sus propias hojas y flores. Tal vez necesita un poco de motivación o simplemente quiere que alguien se preocupé por él y que alguien lo vistiera, como a nosotros nos gusta que nos cuiden.

Compartir este Cuento Infantil

Autor de este cuento infantil

Sobre el Autor

Rosa Mayor Moreno, de Barcelona, España

Valorar este cuento corto infantil

¿Deseas Valorar el cuento infantil Mi árbol?

  • Valoración 4/5 Estrellas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5