Lucinda quería ser un hada

Lucinda quería ser un hada abía una vez una hermosa niña llamada Lucinda, la cual soñaba con ser un hada, en su casa todos le decían que tenía demasiada imaginación y que las hadas no existían.
Pero Lucinda nunca se daba por vencida, un día decidió salir a caminar al bosque y cuando iba caminando miro unos hongos increíblemente grandes, ella nunca había visto algo así en su vida. Mientras se acercaba tropezó y vio un hermoso hongo de caramelo, entonces lo tomó, lo mordió y empezó a volverse muy pequeñita. En ese instante Lucinda se quedó dormida, al despertar estaba acostada en una cama de hojas y Carlota el hada suprema de Anglequina, una hermosa ciudad de hadas.
Cuando Lucinda vio que todos a su alrededor tenían alas se sorprendió tanto que empezó a gritar "LO SABIA!! SI EXISTIAN!!" y cuando se miró a sí misma en un pequeño pedazo de espejo que tenían vio que tenía unas hermosas alas, ella lloró hasta que pensó "En donde quedará mi familia?" entonces Carlota le dijo:
-"Tu familia la podrás ver en las noches, pero en las mañanas pertenecerás al mundo de las hadas y a cumplir los deseos de la gente que cree en nosotras".
Lucinda aceptó y con su sueño hecho realidad es feliz para siempre.

Compartir este Cuento Infantil

Autor de este cuento infantil

Sobre el Autor

Jemimah Zambrano, 13 años de Ecuador

Valorar este cuento corto infantil

¿Deseas Valorar el cuento infantil Lucinda quería ser un hada?