Cómo llegó el conejo a la Luna

Cómo llegó el conejo a la Luna ace mucho tiempo, los hombres no tenían necesidad de trabajar con sus manos. Podían ir al campo y dejar ahí sus herramientas de trabajo, ya que ellas que estaban vivas y trabajarían por ellos. Pero un día. un hombre que había decidido talar su campo para comenzar a sembrar, se encontró al día siguiente con la sorpresa de que todo el monte se había vuelto a crecer.
Decidió entonces quedarse escondido esperando descubrir quién había hecho eso y se dio cuenta que era el conejo. Enojado e incrédulo el hombre escuchó al conejo decirle que ya no era tiempo de sembrar, porque pronto vendría un diluvio e inundaría la tierra. Entonces, el hombre empezó inmediatamente a construir, por orden del conejo, un cajón grande en el que debía meter todas las provisiones para él, su familia y el conejo. Mas tarde, comenzaron las lluvias y el nivel del agua empezó a subir y subir, hasta que se quedaron atrapados en el cielo.
El conejo, viendo que se hallaban casi junto al sol decidió explorarlo; pero no pudo resistir el calor.
Luego, vió que estaba cerca de la luna y decidió subirse a la Luna. Sin embargo, cuando quiso regresar al cajón, el agua había empezado a bajar y ya no pudo volver.
Así se quedó en la luna para siempre y ahí lo podemos ver en las noches de luna llena.

Compartir este Cuento Infantil

Autor de este cuento infantil

Sobre el Autor

Cuento popular mexicano, de Mexico

Valorar este cuento corto infantil

¿Deseas Valorar el cuento infantil Cómo llegó el conejo a la Luna?

Muchas Gracias por tu valoración.
  • Valoración 3/5 Estrellas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5