Dos ranitas en un charco

Dos ranitas en un charco staban un día dos ranitas jugando y de repente una le dice a la otra:
- Vamos a saltar ese enorme charco de agua, para ver quien llega primero a la otra orilla.
La ranita más pequeña respondió:
-No puedo tengo miedo.
La ranita mayor argumentó:
- Ven hagámoslo es fácil mira como yo salto.
Después de unos minutos, la ranita menor decidió saltar, saltó y saltó pero no lograba llegar a la otra orilla. La ranita mayor se cansó de saltar y de jugar, se quería retirar del lugar pero le impresionaba la persistencia de su amiga y le preguntó:
-¿Oye, por qué persistes en saltar si vez que no puedes alcanzar la otra orilla?.
Fue entonces cuando la ranita menor le respondió con las siguientes palabras:
- Amiga, continuaré saltando todo el día si es necesario, porque tengo la esperanza, es más estoy segura que podré vencer el miedo y lograré alcanzar esa otra orilla.
Su amiga se marchó, pero la ranita de nuestra historia continuó saltando y ya casi al final de la tarde, cuando los rayos del sol comenzaban a ocultarse en el horizonte, hizo un último esfuerzo y por fin, ya agotada, logró atravesar el charco y llegó a la orilla. Su cara se iluminó de alegría y satisfacción, había logrado su objetivo.

Compartir este Cuento Infantil
Autor de este cuento infantil

Sobre el Autor

Manuel Ibarra, 51 años de Caracas, Venezuela

Valorar este cuento corto infantil

¿Deseas Valorar el cuento infantil Dos ranitas en un charco?

Muchas Gracias por tu valoración.