Los besos invisibles del zorro

Los besos invisibles del zorro l zorro pensó en regalarle algunos besos a su esposa, para que ella los utilizara cuando quisiera.
Se buscó una caja del tamaño de un elefante, la llenó de besos y la forró de papel regalo brillante.
Orgulloso se la dio a su mujer. Como doña zorra no encontró nada en su interior, don zorro le aclaró:
-son trescientos sesenta y cinco besos grandísimos e invisibles, para que cada día del año te pongas uno, mi amor.
Entonces, doña zorra fue alcanzada por Cupido, el angelito del amor. Botó el paraguas y la escoba con los que reprendía a su marido mientras sus enojos y peleas pasaron al olvido.

Compartir este Cuento Infantil
Autor de este cuento infantil

Sobre el Autor

Jaime Eduardo Castellanos Villalba, de Cúcuta, Colombia

Valorar este cuento corto infantil

¿Deseas Valorar el cuento infantil Los besos invisibles del zorro?

Muchas Gracias por tu valoración.