Jardín de Gardenias

Jardín de Gardenias ecuerdo aquella tarde de invierno como si hubiese sido ayer, mi padre solía invitarme a contemplar las gardenias jugar con el brillo de los atardeceres. También recuerdo que en aquellos días la felicidad en mi hogar era un sentimiento rutinario que poco a poco se fue ahogando en la desesperación del crecimiento y la madurez, poco a poco también mi forma de pensar con respecto a la belleza de las gardenias blancas se volvió fría y gris hasta el punto de perder el interés hacia ellas por completo.
Tiempo después, invite a mi hijo a contemplar la belleza de las gardenias como solía hacerlo con mi padre y este al verlas me dijo:
-"Si son tan hermosas, ¿por qué pareciera que estuviesen tristes?
- Porque les da miedo saber que al crecer sus pétalos se irán cayendo y perderán su belleza por completo. - Le respondí, mientras este desvió su mirada por completo hacia ellas de nuevo y me dijo muy sonriente
-Entonces aprovechemos este momento al máximo.

Compartir este Cuento Infantil
Autor de este cuento infantil

Sobre el Autor

Jesús Rojas Quero, 23 años de Venezuela

Valorar este cuento corto infantil

¿Deseas Valorar el cuento infantil Jardín de Gardenias?

Muchas Gracias por tu valoración.