La princesa dormilona

La princesa dormilona abía una vez, en un reino no muy lejano, una princesita muy, pero muy dormilona.
Tan dormilona era que se despertaba y ya se tenía que ir a dormir de nuevo, porque nuevamente era de noche.
Un día, la princesa empezó a roncar y roncar, y un mago, que vivía cerca, no lo soportaba. Entonces, el mago le lanzó un hechizo para que la princesa solo pudiera dormir cuando salía el arco iris.
Pero la princesita, al no poder dormir, empezó a jugar en la noche y el mago no pudo dormir otra vez, porque hacía mucho ruido. Entonces el mago se lanzó el hechizo a sí mismo, y cada noche que no había arco iris se iba a jugar con la princesita.

Compartir este Cuento Infantil
Autor de este cuento infantil

Sobre el Autor

María Belén de Pedro, 10 años de Pergamino, Argentina

Valorar este cuento corto infantil

¿Deseas Valorar el cuento infantil La princesa dormilona?

Muchas Gracias por tu valoración.