Cuento para dormirse contento

Cuento para dormirse contento abía una vez un niño que se llamaba .... (nombre del niño o niña que esté escuchando el cuento) que no se quería ir a dormir y siempre estaba inquieta/o cuando los padres le decían que era hora de ir a acostarse.
Por eso los padres decidieron regalarle un muñeco para que lo acompañe en sus horas de sueño. Una noche, cuando la luna y las estrellas brillaban de una manera especial el muñeco se despertó y le dijo al niño.
-¡Hola! Yo soy PIMPON, un muñeco de trapo y de cartón...¿vamos a lavarnos la carita con agua y jabón?
El niño sorprendido lo miró y le dijo: - ¡Uyyy Pimpón! ¿Sabés hablar?
-¡Si, claro!¡No sabías que los muñecos de noche despertamos a la vida?
Le contestó el muñeco con una gran sonrisa.
-Que bueno, - respondió ( nombre del niño/a) así no me da miedo estar solo/a en el cuarto.
Y así todas las noches, cuando las estrellas comenzaban a brillar, Pimpón y (........) se acostaban a dormir contentos.

Compartir este Cuento Infantil
Autor de este cuento infantil

Sobre el Autor

Federico Delucchi, de Bahía Blanca, Argentina

Valorar este cuento corto infantil

¿Deseas Valorar el cuento infantil Cuento para dormirse contento?