Coquena

Coquena n la inmensa soledad de la puna, el ganado está protegido.
Un enanito misterioso, en realidad un duendecillo que todo lo ve, es quien defiende sus vidas de la crueldad humana.
Nadie ha conocido a Coquena. Se dice que tiene cara de choclo y se viste con una camisa marrón y un pantalón de vicuña. Lleva también, diminutas ojotas y un sombrero ancho.
Desde las alturas observa a los animales sin ser visto. Solo se ha escuchado su silbido, que es como un llamado mágico. Es tan reconocida su presencia, que todos le temen y nadie le hace daño a las vicuñas, ni a las llamas. Cuando quieren sacarles lana, solo cortan suavemente los vellones.
Se cuentan historias en las cuales el justiciero Coquena, ha quitado las llamas a quien no sabe valorarlas y ha premiado a los buenos pastores que, durante las tormentas de nieve, cuando el viento blanco amenazaba con cubrirlos a todos, se jugaron la vida para salvar a las cabras.
Su personaje está tan ligado a todo lo que sucede en Salta, que cuando aparece un desconocido, bajito y con un atuendo similar, creen, que él ha bajado para conseguir alimentos. Cuando los vecinos lo ven, se codean diciendo: -¡Es Coquena!

Compartir este Cuento Infantil
Autor de este cuento infantil

Sobre el Autor

Anonimo - Cuento Popular, de

Valorar este cuento corto infantil

¿Deseas Valorar el cuento infantil Coquena?