El Trencito Ilusión

El Trencito Ilusión uerman niños míos, sueñen con un tren de color dorado con sabor a miel.
Subirán juntitos para ir a pasear a un bello país, que en el sueño está.
Irán por las nubes que son de algodón, habrá, en mil colores, pompas de jabón.
¡Qué lindo paseo que nos da este tren! Sol de caramelo, vías de papel.
Miren niños míos, el tren ha empezado, a subir montañas de sabroso helado.
Hay de chocolate, también de frutilla. ¡Humm, qué rico está este de vainilla!..
Abran las ventanas que en la cima estamos; llenen con helado sus pequeñas manos.
La lluvia ha venido porque es muy buenita, para que se laven sus lindas manitas.
Sigue ya el viaje, pues, deben llegar al bello país que en el sueño está.
El tren ha parado ¡Qué hermosa estación!
Es de chocolate, dulce y sabayón,
tiene tres banquitos de bello color,
y las vereditas hechas de bombón.
Miren, viene a recibirlas un lindo gatito
y les trae paquetes de caramelitos.
¡Vean, pequeñitos, qué lindo arbolito!
Las hojitas tienen escritos cuentitos.
¡Y aquellos patitos, hechos de pompón,
que nadan alegres por el cañadón!
Vienen a buscarlos muchos pajaritos quieren enseñarles el castillo hermoso,
que al verlos llegar se siente orgulloso que niños tan bellos vengan por aquí.
Tiene en las torres turrón con maní, suelos como espejos, jardines sin fin.
Vamos niños míos hacia la estación, que el tren nuevamente está por partir
y las ruedas cantan como una canción.
Vamos chiquititos, que el tiempo se vuela,
vamos pequeñitos, dejen de dormir,
que hay que levantarse para ir a la escuela
y el sol, muy contento, ya volvió a salir.

FIN

Compartir este Cuento Infantil
Autor de este cuento infantil

Sobre el Autor

Alibel Lambert, de Buenos Aires, Argentina

Valorar este cuento corto infantil

¿Deseas Valorar el cuento infantil El Trencito Ilusión?