El pato y el gallo

El pato y el gallo n día de inmenso calor un pato se bañaba a la orilla del rió en ese momento pasaba un gallo por esa zona que también hizo lo propio metiéndose en el centro del cauce sin percatarse que allí lo arrastraría la corriente y con la desesperación grito:
¡Auxilio ayúdenme por favor.!
Y el pato al oír el clamor del gallo dijo:
¿Cómo hago para salvarlo al gallito?
Empezó a aventarle una vara para que pueda salir del peligro pero esa alternativa fue en vano porque el caudal lo desviaría por otro lado y no tuvo otra opción entrar al agua y rescatarlo, que fue una hazaña lograrlo por la fuerza de la misma estando en la ribera hizo que botara el agua a la vez lo regañó por su inexperiencia diciéndole:
¿Por qué te metiste al rió sin saber nadar, te hubieras ahogado?
El gallo aceptó su error diciendo:
¡Debí bañarme en la orilla que estaba bajo el caudal!
Luego de pasar este sustoso incidente el gallo quedó eternamente agradecido con el pato por salvarle la vida. Ambos se despidieron con un fuerte abrazo y posteriormente se fueron a sus respectivas casas.
Moraleja: si tú entras a un rió sin saber nadar debes averiguar su profundidad para luego no arriesgar.

Compartir este Cuento Infantil
Autor de este cuento infantil

Sobre el Autor

Luis David Gamonal Suarez, 29 años de Chiclayo, Perú

Valorar este cuento corto infantil

¿Deseas Valorar el cuento infantil El pato y el gallo?