La rana y el pájaro carpintero

La rana y el pájaro carpintero n el verano, mientras la rana saltaba y cantaba, el pájaro carpintero trabajaba duramente en los árboles, consiguiendo comida para el invierno.
Cuando el frío llegó, la rana no tenía ni una mosca para comer y fue a ver si su amigo el carpintero le podía dar algo porque tenía mucho apetito.
-¿Qué estuviste haciendo todo este tiempo? - preguntó el pájaro.
-Estuve saltando y cantando por todo el lago- respondió la rana.
El pájaro se enojó muchísimo ante esta respuesta y le contestó:
-Espero que aprendas la lección y la próxima vez trabajes como yo lo hice todo el verano. Finalmente el pájaro, que era muy solidario, invitó a almorzar a la rana a su casa.

Moraleja: tienes que trabajar duramente para conseguir aquello que te propongas.

Compartir este Cuento Infantil
Autor de este cuento infantil

Sobre el Autor

Diego Cattaneo, Roberto Donati y Rafael Callegari, 12 años de Cafferata, Santa Fe, Argentina

Valorar este cuento corto infantil

¿Deseas Valorar el cuento infantil La rana y el pájaro carpintero?