El Hornero y el Loro

El Hornero y el Loro urante todo el mes de septiembre, el hornero iba a buscar palitos y barro para hacer su casa.
Mientras tanto, el loro charlaba con todos los que se cruzaban en su camino. El hornero trabajó y trabajó hasta terminar su casa, y él todavía ni siquiera la había empezado.
Entre tantas charlas, el loro se enteró que el hornerito se quedaba solo cuando sus papás se iban a buscar palitos y alimento.
Entonces, al día siguiente fue a hacerle compañía al pichoncito. Cuando los horneros llegaron a la casa vieron que su hijo estaba acompañado. Ellos estaban tan felices por la ayuda del loro, que decidieron pagarle el favor. Le construyeron una casa al lado de la de ellos y así vivieron acompañados para siempre.

MORALEJA: Pasa tu tiempo dedicado a ayudar, trabajar y guardar los momentos.

Compartir este Cuento Infantil
Autor de este cuento infantil

Sobre el Autor

Candela Mansilla y Stella Galnares, 12 años de Cafferata, Santa Fe, Argentina

Valorar este cuento corto infantil

¿Deseas Valorar el cuento infantil El Hornero y el Loro?