Sally y el Genio

Sally y el Genio ace miles de años una niña que vivía en el bosque quería saber que habría dentro de las pirámides del antiguo Egipto. Cuando cumplió 22 años, Sally se fue en un avión de vacaciones, recordó que quería cumplir su sueño, por lo que distrajo su viaje y la joven se dirigió a Egipto. Entró rápidamente, al pasar la puerta se encontró con una momia muy mala, Sally se metió en un rincón y la momia no la vio. Sally se apoyó en la pared, que se dio vuelta. La muchacha vio que allí había una lámpara. La chica la agarró y se la llevó.
Luego de frotarla, se abrió y salió un genio de la lámpara y le dijo:
- Hola yo me llamo Zarim y tu?
- Yo me llamo Sally - contestó la muchacha.
El genio le dijo que le podía conceder 3 deseos por lo que Sally se puso muy contenta, cuando volvió a su casa uso sus tres deseos. Más tarde, cuando había usado los deseos, Zarim se despidió de Sally. Ella estaba un poco triste pero sabía que si se ponía triste el genio podía desaparecer así que dejo de llorar y se fue a la casa de su abuelita a tomar el té.

Compartir este Cuento Infantil
Autor de este cuento infantil

Sobre el Autor

Briana, de Jujuy, Argentina

Valorar este cuento corto infantil

¿Deseas Valorar el cuento infantil Sally y el Genio?