Las Siete Ranitas

Las Siete Ranitas ra una vez, siete ranitas aventureras que caminaban felices por un bosque.
Llegado un momento, dos de ellas cayeron en un pozo terriblemente profundo. Pegaban los saltos más impresionantes, aún así, sin éxito, porque no conseguían salir de ese oscuro y húmedo sitio. Las cinco ranitas que estaban arriba gritaban y hacían gestos indicando a las ranitas que se dejaran morir, que su esmero sería en vano, que salir de ahí sería imposible.
Una de ellas, desalentada murió. La otra, seguía saltando. En uno de los tantos brincos que pegó se encontró junto a las demás. Ellas la felicitaron y le explicaron que fue muy lindo que continuara saltando pese al desaliento que ellas mismas le brindaban, entonces, la ranita replicó que era sorda y que creía que las otras la estaban alentando, animando a continuar.
Siempre anima a los demás, hay situaciones difíciles en las cuales el apoyo es imprescindible. Recuerda que a un ser vivo desanimado, una acción o palabra que la desaliente puede causar que se rinda. ¡Ten cuidado y pon siempre lo mejor de ti en todo lo que hagas!

Compartir este Cuento Infantil
Autor de este cuento infantil

Sobre el Autor

Thamara Desalvo, de Montevideo, Uruguay

Valorar este cuento corto infantil

¿Deseas Valorar el cuento infantil Las Siete Ranitas?